Como podemos observar, las agujas de acupuntura son de muy pequeño calibre, por lo que su inserción en el cuerpo, es casi imperceptible.

  

Aplicación de ventosas sobre el meridiano de la vejiga.

                                                                                                        CURSO DE ACUPUNTURA Y MOXIBUSTIÓN                                                                                                                     

PRÓXIMA CONVOCATORIA:

Madrid: 27 de septiembre, 2014.

Alicante: 4 de Octubre, 2014.

 

CURSO DIRIGIDO A:

Personas interesadas en esta materia y/o profesionales sanitarios que deseen formarse en  acupuntura. No se requiere formación previa alguna para acceder a este curso. Se imparte durante un fin de semana cada dos meses.

                                                                                                       

INTRODUCCIÓN:

La acupuntura es una de las ciencias más eficaces para recuperar la salud del ser humano y para prevenir sus enfermedades. Con ella, ha sido tratada desde hace milenios gran parte de la población mundial (solo china, cuenta con la quinta parte de la población global). Pero además, es uno de los métodos de tratamiento de las enfermedades más antiguos que existen. Los textos sobre acupuntura más antiguos de los que se tienen referencia son los 32 libros que componen el Nei King, de los que los más populares son So Owenn y Ling Shu, textos estos que mandó confeccionar el emperador chino Hoang Ti hace aproximadamente 4.500 años.

                                                                                                      

La aplicación del tratamiento por acupuntura es capaz de mejorar o corregir, (según los casos), infinidad de afecciones orgánicas de todo tipo, entre las que se encuentran las siguientes: Dolores de cabeza crónicos, herpes, artrosis, artritis, reumatismo, estreñimiento, colon irritable, hipertensión, asma, resfriado, gripe, bronquitis, dolor de garganta, parálisis facial, depresión, epilepsia, neuralgias, ciática, dolor de espalda, tendinitis, rigidez de la nuca, luxaciones, vértigo, neuralgia del trigémino, apoplejía, colitis crónica, diarrea crónica, indigestiones, hemorroides, diabetes, ansiedad, stress, insomnio, hepatitis, sinusitis, sordera, zumbidos en los oídos, problemas de la visión, alergias, impotencia, trastornos menstruales (dolor, atraso o adelanto de la menstruación) infertilidad, eccema acné, y un largo etcétera, lo que pone de manifiesto su eficacia terapéutica. Estos desequilibrios se señalan en este texto con el nombre utilizado en occidente, con el fin de ser identificados de manera más familiar por el lector.  

 

Para extraer el programa del curso superior de acupuntura, pulse aquí.

 


                                                       


 

        

CURSO DE ACUPUNTURA Y MOXIBUSTIÓN

                                                                                                                 

En este curso, que será impartido por D. Carlos Lasvi, uno de los pioneros de la enseñanza acupuntural en España y otros países, prepararemos a los futuros acupuntores, siguiendo los cánones tradicionales de esta ciencia. Así pues, se les enseñará a descubrir y analizar la enfermedad del paciente utilizando las técnicas de valoración propias de esta ciencia (toma de pulsos, valoración auricular etc.) para después, y en base al resultado de dicha valoración, enseñarle a que él mismo confeccione el tratamiento (elija los puntos a tratar) conforme a los resultados obtenidos en la valoración pulsológica. Este sistema de valoración de la energía orgánica, no tiene relación alguna con el diagnóstico medico occidental, básicamente porque está forma de valorar existía unos cuatromil años antes de que existiera la medicina occidental.

                                                                                    

De ese modo, el profesional evitará tener que seguir el diagnóstico médico occidental, de indudable valor científico y terapéutico, pero inapropiado, según nuestro criterio, para la correcta aplicación de la acupuntura y para el posterior seguimiento de la evolución de la enfermedad según este procedimiento.

 

Para ser acupuntor no es preciso ser médico o profesional de las terapias sanitarias occidentales, pues para llegar a esta conclusión, solo hay que tener en cuenta la antigüedad de esta ciencia terapéutica que data, como decimos anteriormente, de 4.500 años atrás, tiempos en los que la medicina moderna no existía ni en el pensamiento de las mentes más avanzadas de la época.

 

Sin embargo, y debido a la relación que el acupuntor occidental tiene con la medicina moderna, sería de interés que conociera diferentes aspectos de la anatomía o fisiología modernas, materias estas sobre cuyo estudio los profesores orientarán al alumno durante el proceso de formación.

                                                                                                                                                 

                                                        

 

C.M.L. Lasvi. Plza. Mariano de Cavia. Madrid | cml@cmllasvi.es. Telf.: (+34) 91 856 72 41