Buenos días Carlos,

Te mando la evolución de un paciente de 13 años. Se presentó con un orzuelo que le surgió a lo largo de esa misma mañana.

Le pincho alrededor del ojo (foto1), así como 3H, 8H Y 13H Repito el tratamiento 24 horas después (foto2) y una tercera sesión 24 horas después (foto 3).

La inflamación bajo considerablemente tras la primera sesión, y cuando nos enfrentamos a la segunda, ya apenas le molestaba. Para la tercera tuvimos que negociar, ya no notaba ninguna molestia, por lo que no quería que le molestara yo.

Le pinché únicamente los puntos del Canal de Hígado y quedamos como amigos. Te mando el caso, porque a pesar de ser algo tan sencillo, no deja de ser espectacular la rapidez con la que se cura, sobre todo si lo comparamos con la evolución normal de estas lesiones.

Si crees que merece la pena que se publique, me parecería genial poder formar parte de tu web. Un abrazo y mil gracias por tus enseñanzas.

Chelo Gómez. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.